domingo, 5 de noviembre de 2017

De como el PP acabó con la separación de poderes

     Donde hay poca justicia es un peligro tener razón. - Francisco de Quevedo.


     Mucho hablamos estos días de estado de derecho o separación de poderes, que si en España hay separación de poderes, que si la independencia judicial es una de las bases de nuestro estado de derecho... Tanta reafirmación de lo obvio es un indicador claro de que algo no funciona bien ni en nuestra justicia, ni en nuestro estado de derecho y que por desgracia con la crisis en Cataluña se ha puesto de manifiesto, haciéndonos parecer más el cinematográfico Reino de Zamunda que un moderno y democrático estado europeo.


     La arbitraria y extrema decisión de la juez Lamela contra los Jordis primero y contra parte del legítimo Gobierno catalán esta semana, es la consecuencia del menoscabo que la independencia judicial ha sufrido por las injerencias directas del gobierno de los PPajarracos. La inhabilitación de Baltasar Garzón o la anulación de la justicia universal fueron algunas de las primeras intervenciones de Rajoy y sus esbirros contra el Poder Judicial. A partir de aquí y con la llegada del sibilino Catalá al Ministerio de Justicia, el Gobierno se ha dedicado a poner, quitar o remover jueces, fiscales o responsables de investigaciones en los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Catalá usa la Fiscalía General como si fuera suya, obligando a irse a Torres Dulce o destituyendo a Consuelo Madrigal porque no obedecían ciegamente sus órdenes. Con el actual Fiscal de la Maza, Catalá parece tener mejor sintonía. Los dos autoritarios, con escasas convicciones democráticas en lo de aplicar justicia e incluso comparten reprobación parlamentaria. Para que todo salga bien, necesitan tener de su lado a algunos jueces colocados estratégicamente y ahí es donde entran los y las Lamelas de turno. Todo este entramado urdido por Catalá, permite al Gobierno dictar en que términos debe fallar el Constitucional o como deben ser los autos de la juez Lamela, incluso hace unos días cuando se decidió sobre el recurso con el que los Jordis pedían su libertad, participaron cinco magistrados, cuando lo habitual en estas vistillas, es que solo haya tres. Despropósito tras despropósito.

     La vengativa administración de justicia actual y quizás una estrategia electoral, hacen que a nadie extrañe que Puigdemont y sus cuatro consejeros hayan puesto pies en polvorosa. Con un Gobierno plagado de ultras, apoyados por el ultra-centro de Ciudadanos y el PSOE en plena crisis de identidad, han llevado a que en la EsPPaña del siglo XXI no se garanticen ni los derechos fundamentales, ni una justicia justa. Ahora es Puigdemont, pero si seguimos callando, mañana podemos ser cualquiera.

     

domingo, 29 de octubre de 2017

Y tras la bandera... ¡Mucha mugre!

     Patrias de nailon. No me gustan los himnos ni las banderas. - Mario Benedetti.

     Seguimos inmersos en el run run del tema catalán y al margen de la DUI o el 155, la calle, se ha convertido en una pasarela de banderas. De un lado los independentistas con señeras y esteladas y del otro, los de siempre, ataviados con roji-gualdas, señeras, banderas europeas y todas las banderas de las comunidades autónomas. ¿Pero que esconden los dirigentes tras la bandera...? En el caso de los líderes catalanes está claro: IN-CA-PA-CI-DAD. Incapacidad para cumplir con la independencia prometida, dado que no se dan las condiciones ni sociales, ni legales para tomar semejante decisión y hasta tal punto llega esta incapacidad, que el viernes, el Parlament, declaró la DUI según unos, pero en realidad no declaró nada según otros muchos. http://www.publico.es/politica/realmente-aprobo-parlament-viernes-independencia-catalunya.html Difícil digerir para la gente normal.


     En el caso de los del ¡viva España!, ya nos tienen acostumbrados a robar los símbolos en beneficio propio. En esta ocasión, la roji-gualda, está siendo utilizada por los de siempre para tapar toda esa mugre que les inhabilita para seguir gobernando, pero que tras la bandera se disimula. Por ejemplo, tras la bandera de España, el partido más corruPPto de la historia de Europa, esconde las conclusiones de la Fiscal del caso Gürtel, que ve "plena y abrumadoramente acreditada la existencia de una caja B en el PP". Otro ejemplo de mierda tapada con la bandera es la EPA y es que Fátima Báñez necesita varios centenares de banderas para ocultar que nos ha convertido en un país de camareros y empleados de hotel y un puñado más, para tapar que somos el país más precario y con mayor temporalidad de Europa. También Zoído necesita banderas, en este caso para utilizarlas como bayetas y poder limpiar la sangre de los casi mil catalanes víctimas de la brutal actuación de su comando Piolín el 1 de octubre. Un buen puñado de banderas necesitará el ministro Catalá para disimular su burda maniPPulación de jueces y fiscales para salvar a los suyos de los procesos por corruPPción o encarcelar a los Jordis por un, parece que inexistente, delito de sedición. 

     Pero quizás el que necesite la bandera más grande sea Rajoy y con ella ocultar su inoperancia, su torpeza o su falta de capacidad política ante la crisis catalana. El jefe de los PPajarracos, es co-responsable junto con Puigdemont de la mayor crisis política que ha vivido el país desde la muerte del canalla en el 75. La habitual y deplorable estrategia del bobo dejando pudrir los problemas, nos ha llevado al choque de trenes a pesar de las voces que le habían advertido. Rajoy ha actuado como un mediocre traumatólogo que menosprecia la dolencia de un paciente y deja que se le engangrene un miembro, como un mal arquitecto que escatima materiales y se le cae el edificio o como un mal padre que sistemáticamente maltrata a uno de sus hijos. Sin duda algún día Rajoy tendrá que explicar su piromanía con Cataluña, entre otras muchas cosas.

     Nunca me gustaron las banderas ni los himnos como a Benedetti, pero en un país como España, esos símbolos me gustan aún menos, por la utilización torticera que algunos han hecho y hacen ellos.

domingo, 15 de octubre de 2017

Patriotas a tiempo parcial

     Que tiempos serán los que vivimos, que hay que defender lo obvio. - Bertolt Brecht.


     A consecuencia de la crisis entre Cataluña y España, hemos asistido a una insufrible exhibición de banderas. Esteladas, señeras, la ridícula bandera del corazón de los de Rivera, banderas de España y hasta el banderín de los tercios de Flandes, han ocupado calles, improvisados mástiles y edificios de nuestro peculiar país. Un orgullo para unos, una vergüenza para la mayoría y un gran negocio para los bazares chinos, para dar color a manifestaciones de PPatriotas a tiempo parcial y violentos ultra derechistas. De nuevo los símbolos del estado, secuestrados por la rancia derecha española, para dar respuesta a un problema, que salvo por la fuerza o con el 155, no saben como resolver.


     Los entusiastas manifestantes de Madrid y Barcelona, son esa "mayoría" silenciosa a la que siempre apelan Rajoy y sus PPajarracos cuando vienen mal dadas. Simpatizantes y votantes que no pierden la oportunidad de un autobús gratis, para pasar un día en la gran ciudad y de paso desPPotricar contra abortistas, gays o ahora catalanes, pero ¿donde estaban cuándo recortaban en educación y sanidad, cuándo nuestro gobierno y la secta que lo respalda saqueaban el dinero público o cuándo miles de familias eran desahuciadas por banqueros de dudosa honorabilidad? Parece que esta gente solo defiende la patria 2 ó 3 días por semana y el resto del tiempo, andan más preocupados de su equipo de fútbol, de que el fontanero no les cobre el IVA o de si alguna participante en Gran Hermano se ha operado la nariz. Miles de PPaletos manipulados por los que les regalan las banderitas, los del partido, otros patriotas a medias a los que la independencia de CAT, les puede reducir sus dividendos en el IBEX o joder los fines de semana en Baqueira.

     El espectáculo dado entre los que se quieren ir y los del "Una, Grande y Libre" abochorna y devuelve a España al mito del país de pandereta. Nada parece atisbar que el diálogo esté cerca, pero haciendo mías las palabras de la periodista Gemma Nierga tras el asesinato de Ernest Lluch, insisto: "Ustedes que pueden, dialoquen por favor".

     

domingo, 1 de octubre de 2017

Y con el 1-O llegó la vergüenza

     La historia no se detiene ni con la represión ni con el crimen. Esta es una etapa que será superada. - Salvador Allende.


     En efecto con el 1-O ha llegado la vergüenza. Vergüenza de los jueces, vergüenza de la policía y la Guardia Civil, vergüenza de un referéndum como poco raro y vergüenza de un Gobierno incapaz de afrontar con política los problemas políticos, comandado por un "líder", también raro, que será perseguido siempre por las sospechas de corrupción que se ciernen sobre él. En definitiva, vergüenza de España, ese país con algunos españoles, muy y mucho esPPañoles, que no han sabido o más bien no han querido aceptar que nuestro estado necesita afrontar su reforma profunda.



     Rajoy y sus hordas de salvajes ultras ya han roto España, eso que tanto querían evitar. Nuestro por desgracia Presidente, es un político anti-política, un demócrata anti-democracia. Se les llena la boca a él y a su chusma de estado de derecho, aún no teniendo ni puta idea ni de lo que hoy es nuestro estado, ni de lo que son los derechos. Siempre tan preocupados por la imagen de España y hoy la han destrozado lanzando a unos salvajes uniformados contra la gente que sólo quería votar. Cargas policiales, porrazos y pelotas de goma contra claveles, papeletas y mucha paciencia. Rajoy cierra webs como los chinos, reprime al pueblo como los turcos y oprime la democracia como los saudíes. Las vergonzantes imágenes de lo acontecido hoy en Cataluña dan la vuelta al mundo, entre el estupor y la incredulidad de cientos de millones de personas. 

     La España de hoy, sonroja y avergüenza y por eso hoy más que nunca debemos exigir la dimisión por incapaces, del cobarde y todo su Gobierno de inútiles.

domingo, 24 de septiembre de 2017

¿Y quién detiene a Rajoy...?

     Los que niegan la libertad a otros, no la merecen para ellos mismos. - Abraham Lincoln.


     Esta semana con motivo del cuanto menos irregular referéndum convocado en Cataluña, el ultra nacionalismo hispano comandado por la rancia derechona rajoniana, han aplicado de facto el artículo 155 de nuestra vieja, denostada y manipulada Constitución. Registros, detenciones, ridículas acusaciones de sedición o la ocupación policial, tensiona aún más la convivencia, llevando a muchos catalanes a tomar las calles para defender pacíficamente los derechos civiles de todos, catalanes y españoles. Nunca se debería haber llegado hasta aquí, pero ya no es tiempo de lamentaciones. Los de allí por no haber intentado pactar el referéndum y los de aquí por no buscar nada que no sea el " una, grande y libre " franquista, todos son culpables de una situación que de nuevo pagarán con multas y cárcel decenas de ciudadanos que al no ser políticos no están aforados. Pero ¿quién detiene a esos políticos...?


     ¿Quién detiene a Montoro...? Por haber ideado su amnistía fiscal que benefició a donantes y militantes de su puta y corruPPta mafia de la gaviota.

   ¿Quién detiene a Guindos? Ministro ultra liberal, negociador de ese rescate bancario que no iba a costar ni un euro a los españoles, pero del que ya sabemos que nos costará más 40.000 millones de euros.

   ¿Quién detiene a Camps o a Aguirre? Ex PPresi de Valencia y Madrid respectivamente, que saquearon y pudrieron de corruPPción sus comunidades autónomas, privatizaron parte de los servicios públicos y han dejado en la miseria a miles de sus conciudadanos para varias décadas.

     ¿Quién detiene a Cospedal? La Atila recortadora de Castilla la Mancha, la del cigarral con fondos de dudosa procedencia y seguridad pagada por todos, la que aceptó supuestamente dinero negro de contratos opacos para financiar sus campañas, la del marido medrante y parasitador de todos y todo.

     ¿Quién enchirona a Rato? Por ladrón, prevaricador, saqueador de bancos, defraudador de impuestos y evasor de capitales.

     ¿Quién detiene a Moix? CorruPPto fiscal anticorrupción que presuntamente intentó eximir de investigación a los González, cabecillas del caso Lezo y el saqueo del Canal de Isabel II.

     ¿Quién detiene al Ministro Zoído y a su esbirro Nieto? Por llevarse a miles de policías y guardias civiles a Cataluña, desprotegiendo el resto de España y provocando que hoy mismo los asistentes a la asamblea de Unidos Podemos en Zaragoza, hayan permanecido cercados por decenas de ultra derechistas votantes de su corrupto PP.

     ¿Quién detiene a Diego Pérez de los Cobos? Coronel de la Guardia Civil, durante más de 20 años alto cargo de interior y desde ayer mando único de guardias civiles y mossos de escuadra en la crisis catalana. Pérez de los Cobos fue procesado por torturar presuntamente a supuestos etarras, pero claro, que se puede esperar del hijo militar de un candidato de Fuerza Nueva.

     Y por último ¿Quién detiene a Rajoy? PPresidente por accidente y por la crisis, durante años jefe de las campañas peperas financiadas presuntamente con dinero negro, supuesto perceptor de sobres y cajas de puros repletas de dinero negro, conocedor de las obras en la sede de su partido pagadas, como no, con dinero negro y cómplice en la destrucción de pruebas y la obstrucción a la justicia que desde su partido de malhechores han llevado a cabo.

    Podría seguir enumerando gentuza de la secta de la gaviota merecedores de ser detenidos y procesados, por saquear el país provocando desigualdades que amenazan de verdad la democracia en España, pero corro el riesgo de ser acusado por los fascistas que parasitan el gobierno de sedición.

     

domingo, 10 de septiembre de 2017

1-O: La ruptura está servida

     Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. - Pablo Neruda.


     Tras unos días de despropósitos tanto desde el Parlament de Cataluña, como desde el Gobierno de España, se constata que la ruptura entre la llamada República Catalana y el estado español ya es un hecho. Después de 6 ó 7 años con los amagos de unos y el inmovilismo de los otros, se celebre o no el referéndum del día 1 de Octubre, son muchos los catalanes que ya han desconectado del reino de España, le guste o no a Rajoy y su banda. El recurso en el escorado Constitucional contra el estatut, la crisis económica y la corrupción que pudre al PDeCAT allí y al PP aquí, nos llevaron a un Process que ha sido utilizado por todos. Govern y Gobierno para tapar sus respectivos recortes e ilegalidades, otros como el PSC con el Process maquillan sus malos datos electorales y algunos como Rivera y su ejército de moscas cojoneras, se erigen en los salvadores de España. Salvo la gente de ERC, que nunca engañaron a nadie o los de En comú Podem que siempre estuvieron contra la independencia, pero a favor del referéndum, el resto han intentado rentabilizar el conflicto. ¿ Pero qué o quién pierde con tanto dislate...?


     Los principales perjudicados por tanta incompetencia, son los ciudadanos de aquí y de allí, así como las libertades que tanto costó conseguir. En el caso de los catalanes, son doblemente víctimas, primero de sus políticos ex-convergentes, ahora del PDeCAT, que les vendieron una moto que difícilmente arrancará con éxito. Los ahora reconvertidos independentistas, nunca lo fueron, no pasaron de burgueses conservadores, de corte catalanista, que practicaban el idioma cuando asistían al Liceo o al Palau. Los catalanes, junto con el resto de españoles, también son víctimas del Gobierno ultranacionalista de Rajoy. Al perezoso PPresidente del reino, le ha venido de perlas el conflicto con Cataluña y quizás por eso nunca le dio una oportunidad ni al diálogo, ni a la política. Mientras el país habla de la independencia de los catalanes, no se habla de la corruPPción de los suyos, lo que le permite lanzar soflamas sobre la unidad de España sin que le apedreen por corruPPto y que reciben el apoyo poco crítico de sus incondicionales, como cuando con Rajoy en la oposición, los ultras peperos, pedían el boicot contra los productos catalanes.

     Con todo esto y con el choque de trenes a punto, el inoperante gobierno nacional, ahora no puede permitir la segregación de una parte de España, lo que está llevando a Rajoy a judicializar todo el asunto, utilizando a su antojo al reprobado Fiscal general y a un cada vez menos creíble Tribunal Constitucional. Paralelamente, desde los cargos policiales de Interior, se ordena a policías y guardias civiles hacer registros de dudosa legalidad en imprentas o revistas de ámbito comarcal que atentan contra la libertad de estas empresas. Si este tipo de registros se hubieran llevado a cabo en Caracas, los mafiosos de la gaviota junto con sus bufones de Ciudadanos no hablarían de otra cosa, pero como la orden se ha dado desde el pseudo-democrático gobierno de Madrid, "bien hecho está". A todo esto hay que sumar la persecución a funcionarios y demás trabajadores públicos de Cataluña para evitar que colaboren en la organización del referéndum bajo amenazas de graves sanciones.

   ¿Y ahora que...? Sin duda el día 1 llegará y con él la guerra de la propaganda. Unos pondrán las urnas, aunque sean pocas y dotarán de solemnidad a un Process herido gravemente. Desde Madrid, venderán el fracaso del Govern y el triunfo de lo que ellos entienden por democracia. Después lo esperado, convocatoria de elecciones y un nuevo Process en marcha. Agotador. ¿No sería más fácil convocar un referéndum pactado y defender en la campaña cada uno sus legítimas posiciones? Los ciudadanos de ambos territorios lo agradeceríamos.



domingo, 3 de septiembre de 2017

¿De donde vienes? manzanas traigo.

     Los políticos honrados se quitan del medio cuando cae sobre ellos la sospecha. - Antonio Gala.

     Sin duda una gran frase del no menos grande Antonio Gala, sobre eso que debería de ser y al menos en España, no es. El vergonzante Presidente Rajoy, pasará a la historia como el eterno sosPPechoso. Un presunto corruPPto, que obstruyó la acción de la justicia, destruyó pruebas y tuvo que declarar en un tribunal por corrupción, saliendo airoso, por la ayuda incondicional de un "PPresunto juez". Tras la bochornosa declaración del pajarraco el 26 de Julio, en la Audiencia Nacional, la izquierda reaccionó y obligó al eterno presunto a comparecer en el Congreso, comparecencia que se produjo este miércoles, pero una vez más, ante la petición de explicaciones de la oposición sobre la continua corrupción de la mafia de la gaviota, Rajoy, se mofó del parlamento, se meó una vez más en nuestra denostada democracia y contestó: " manzanas traigo".


     El miércoles Rajoy acudió al pleno del Congreso sin ninguna intención de colaborar. Subió a la tribuna y con ese aire chulesco de malandro porteño y escupió su preparado discurso sobre terrorismo, Cataluña o el paro. Ni una palabra de Gürtel, ni una referencia a la más que demostrada financiación ilegal de la secta, nada del "Luis se fuerte", eso sí, que Pablo Iglesias le conminaba a dar explicaciones, Rajoy salía con lo de Irán y Venezuela, ignorando que hasta cinco veces, incluido su poco podemita Supremo, han dicho que no hay caso. Que Margarita Robles le señalaba como responsable de no dar explicaciones claras, el caPPo le sacaba a relucir que ella declaró en su día por lo de Lasa y Zabala. Todo un ejercicio de escapismo de nuestro nauseabundo Presidente, para zafarse una vez más de las graves sospechas que recaen sobre él y su mafioso grupo popular, cuyos miembros aplaudían histriónicamente. 

     Tras la comparecencia del presunto, algo quedó muy claro: Como a Berlusconi, no será fácil ni procesarlo, ni enchironarlo. No me extraña que Cataluña se quiera ir, a veces yo desde La Mancha también me quiero independizar.