domingo, 17 de febrero de 2013

EsPPaña: sin marca, pero marcados

 
     Mucho se tienen que esmerar los pajarracos para devolver a España al grupo de países serios en la Unión Europea y en el mundo en general. Lamentable resulta ver como su única aportación para vender la famosa "marca España" es nombrar a Fernando Alonso o a Antonio Banderas embajadores de la misma, como si de dioses se tratara y con una palabra pudieran cambiarlo todo. Duro trabajo, teniendo en cuenta que nuestro país ya es el hazmerreír en todos los foros y en todos los medios internacionales. Artículos, reportajes y editoriales se suceden en todos los continentes, ridiculizando al gobierno, con el pájaro bobo a la cabeza y al país en general.
 
     El último diario en sumarse al escarnio, ha sido el Frankfurter Allgemeine de la todopoderosa Alemania. El diario alemán, aprovechando la renuncia de la ministra merkeliana de educación, Annette Schavon, por copiar parte de su tesis, lamenta la poca "cultura de renuncia" que existe en nuestro país. Comparan el concepto de dimisión en España con cuentos contados a los niños y narra como nuestros políticos se agarran al sillón pase lo que pase, aseverando su tesis con un elocuente "aquí no dimite ni Dios". El rotativo alemán no se corta en señalar el caso de Ana Mato conectado con la trama Gürtel, tachándolo de escándalo. Así mismo habla de la evasión fiscal y financiación ilegal de nuestros partidos, corruptelas que califica como habituales durante años, mofándose del silencio que ha hecho célebre a Rajoy, nuestro gris presidente, también salpicado presuntamente por el caso Bárcenas. Rajoy lo calificó de enredo e instó a los suyos a no hablar, ignorando así incluso al embajador estadounidense, quien apremiaba al gobierno a aclarar el tema de los pagos en B, algo de lo que también se hace eco el Franfurter Allgemeine.
 
     Siempre se ha dicho, yo el primero, que cada país tiene lo que se merece. Francamente, no creo que nos merezcamos ni a Rajoy, ni a su gobierno, ni a su partido. Ni siquiera sus votantes se merecen semejante hatajo de necios, que hasta el jueves negaban tener a Bárcenas contratado, minusvalorando la información que a estas alturas va de mano en mano, obligándoles el viernes a reconocer dicha relación contractual. ¿Acaso piensan que con agitar la declaración de la renta del bobo todo está solucionado? Como siempre, siguen despreciando al pueblo.
 
     Muchos publican ahora que quizá la culpa sea de todos, porque todos llevamos la corrupción dentro. Somos los primeros en llevarnos el boli de la oficina. ¿De verdad piensan que esto es corrupción? ¿Es comparable esto del boli con los 22 millones de Bárcenas? Yo creo que no. Lo triste, aunque le joda al ABC o La Razón, es que la escalada de corrupción detectada en las últimas semanas alrededor de nuestro gobierno nos está marcando. También nos marcan los bandazos del gobierno y la ausencia de explicaciones de los pajarracos. Con todo esto son inevitables las preguntas:
 
 
- Una de las cosas que más estigmatiza a nuestro país en el exterior es el estruendoso silencio de Rajoy. Las órdenes del bobo a su partidos son de ni siquiera mencionar "el nombre". ¿Es posible que sigan pensando que no pronunciar la palabra Bárcenas nos hará olvidar? ¿No les resulta a ellos mismos patético ver las disertaciones de Floriano sobre finiquitos, seguridad social y sobre sobres haciendo esfuerzos para no pronunciar el nombre del tesorero? Por cierto, ¿para cuándo el cese de este patán? Ha mentido reiteradas veces sobre el caso en su sede, en el Congreso y en varios medios de comunicación.  
 
- La política en esta EsPPaña se ha convertido en un sainete de mal gusto. El clímax, de momento, ha llegado esta semana con el presunto espionaje entre partidos. ¿Cómo puede amenazar morritos Sánchez-Camacho a quien publique conversaciones cuándo la empresa Método 3 llegó a la política de la mano del PP con espionajes en Madrid? ¿Por qué en vez de amenazar a la prensa ahora, no denunció en sus días las presuntas corruptelas de los Pujol? ¿Quizá buscaba obtener acuerdos de gobierno con chantajes?
 
- ¿Qué credibilidad puede tener un país que mientras extorsiona a sus ciudadanos con impuestos, desahucios y despidos masivos se llevan el dinero bajo el ala? Por supuesto siempre presuntamente. ¿Cómo es posible que los mismos que hablan de responsabilidad ante la crisis con las mismas se reparten el país entre su gentuza, vendiendo hasta los montes como hace la de la peineta en Cospilandia?
 
     Se están repartiendo lo que no es suyo. Antes en España eso era delito, pero ahora, en EsPPaña, es lo habitual. Yo no les voté...¿y tú?

10 comentarios:

  1. Cuanto más profunda es la crisis, más vigoroso será el renacimiento,nosotros los argentinos damos fe. Buena suerte para España!!!

    http://www.elpiojoresucitado.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras de ánimo, pero francamente, cada vez la esperanza es mas débil. Esta gentuza, ignora absolutamente todos los intentos de renacer. No quieren perder sus privilegios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Penosa la situación de este país, ojalá se rompa, no es posible un remiendo, ni una reforma, ni un arreglo ni parche... que es lo que quisieran desde dentro para seguir viviendo del cuento. Por cierto atajo sin h ;-) un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poner parches, solo serviría para tirar un poco de tiempo. Con lo bajo que estamos cayendo, creo que merece la pena refundarlo todo y arrancar de nuevo.
      Saludos.

      Eliminar
  3. No son solo palabras de ánimo, también les comente el rumbo que adoptamos los argentinos.
    Vi los Goya por TV, mas allá de los premios, fue un verdadero acto POLÍTICO para destacar, con gran difusión en el público hispanoparlante.
    Desde luego que esa "gentuza" hará todo lo posible (que no es poco) para retener sus privilegios, por eso creo que hay que arrancárselo con uñas y dientes. Es una causa de supervivencia!!!
    Un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias de nuevo.
      En efecto, hay que quitarles los privilegios para sobrevivir. No será fácil, pues los tienen muy bien atados, tras años dejándolos hacer lo que querían. Como pueblo, debemos recuperar las riendas y "fiscalizar" todos y cada uno de los movimientos de nuestros políticos. Si nos fallan, a la calle.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Para mi es fundamental que haya listas abiertas, de esa manera no manejan los partidos "su organización" como quieren. Los políticos responden directamente frente a los ciudadanos y si lo hacen mal ya saben que no volverán a salir. Se facilita que salgan nuevos partidos, pues el ciudadano en lo que se fijará es en las caras no en unas siglas. En definitiva se acabará con la partitocracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Diríamos adiós a clientelismos dentro de los partidos y a las vergonzantes disciplinas de voto entre otras cosas. También se debería cambiar la Ley Electoral, cómplice de los partidos mayoritarios y habría que darle una vuelta grande a la Constitución, redactada bajo la mirada de los militares franquistas y ................ ¡habría tantas cosas que cambiaría!


      Eliminar
  5. Ya es hora de una nueva Revolución Francesa que expulse de los centros de poder a banqueros depredadores, sotanados parásitos, monarcas corruptos y especuladores neoliberales. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/09/recordando-el-celebre-poema-cuando-los.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Libertè, egalitè, fraternitè...era el lema de la revolución francesa. Ninguna de las tres cosas las disfrutamos ahora en España. Hay que buscar otras políticas para alcanzarlas. Saludos.

      Eliminar